Francesc Bujosa :: Pàgina oficial :: Última Hora. 21/11/06

 

Rafel Adrover

Arte transgénico



La cosa es relativamente fácil de entender. Se acude a la Biblia y se escoge un párrafo del Génesis. Aquel que cuenta que Dios dijo “Hagamos al hombre a nuestra imagen y a nuestra semejanza para que domine sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados y sobre las bestias de la tierra y sobre cuantos animales se mueven sobre ella”. A continuación cada una de las letras del párrafo se traduce al alfabeto Morse y la secuencia de los puntitos y rayas del Morse se trascribe en un secuencia de l aminoácidos. Son los que componen un fragmento de ADN. Se construye este pedazo de ADN y se introduce en el núcleo de una bacteria. La colonia de bacterias derivadas de la primera modificada genéticamente cambia de forma y de color. És un cuadro vivo en el que la forma y el color vienen determinados por la palabra de Dios. Arte transgénico Otro experimento consiste en una modificación genética en las células que al desarrollarse darán lugar a un conejo blanco. Un animal que, debido a esta modificación en sus genes, cuando se expone a la luz azulada se vuelve verde y fluorescente. A estas maniobras se les llama —insisto— arte transgénico y quien ha sido su máximo artífice es un brasileño afincado en los Estados Unidos que se llama Kac. El arte transgénico es más fácil de contar que de realizar, se lo aseguro. Que un artista plástico haya conseguido llevar estos experimentos sólo se explica si se tiene en cuenta la enorme potencia y flexibilidad que tiene los departamentos universitarios americanos en donde se propicia la colaboración entre distintas ramas del conocimiento. En este caso el arte y la biología.


No es este el caso de Mallorca. Los que trabajamos en nuestra universidad no hemos sabido atraer la atención de los artistas hacia la ciencia y aquí la ciencia y arte parecen dos mundos que se ignoran o se repelen Por eso cuando un artista mallorquín utiliza la palabra transgénico hay que esperar otra cosa que experimentos donde se imbriquen las últimas teorías de la biología molecular con el atrevimiento creador del artista. Es el caso de Rafel Adrover el artista que expone en la Casa de la Cultura de la calle de Ramon LLull. Rafel usa la palabra transgénico o algún derivado para titular muchos de sus cuadros Con el riesgo que supone no tener una información completa un se cree que los concepto de transgénico que maneja Rafel Adrover surgen mas de la visita al museo de monstruos teratógenos de Llubí, o de la demagogia simplista en la que caen algunos verdes radicales que del acercamiento riguroso, como en el caso de Kac, a algún laboratorio universitario u hospitalario. Los animales con dos cabezas o unidos por el trasero poco tienen que ver con la transgenia, sino con el coleccionismo deciochesco de aquello que se llamaban curiosidades de la naturaleza. Para cualquier persona mínimamente informada la transgenia es un campo que abre unas posibilidades inmensas para aliviar muchos de los padecimientos que todavía afligen a la humanidad. ¿Debe limitarse el arte a subrayar los aspectos mas sórdidos y pretendidamente negativos para dejar todo el optimismo en manos de la ciencia?


Rafel domina la técnica fotográfica y la del trasfer y tiene cosas interesantes que decir. És un artista con posibilidades y personalidad.Sin duda. Pero a mi parecer ha escogido un camino demasiado directo: el de la brutalidad y el contraste. Para contraponer culturas distintas se le ha ocurrido un montaje fotográfico en la que se puede ver en grandes dimensiones un asno encima de un sofá decimonónico. Una tela de Damasco, quizá como símbolo del amaneramiento cursi, acompaña la escena para ofrecer un contraste La cosa, es verdad, causa impacto y tiene fuerza, pero ya Buñuel hizo cosas parecidas y Miguel Barceló Los caballos despanzurrados y los fetos inconclusos atacan continuamente nuestras sensibilidad. ¿Con qué finalidad? ¿Conmovernos? ¿O para insistir, únicamente, en la idea de que el arte contemporáneo tiene que ser necesariamente un arte feo?


Rafel Adrover es un artista con un leguaje rotundo y expresivo, pero me temo que al servicio de unas ideas algo inmaduras por no decir antiguadas A los jóvenes como él me gustaría decirles que no se dejan engañar, que la época del artista bohemia que presumia de ignorancia ha pasado ya. Que necesitamos un arte que esté en consonancia con los logros del conocimiento técnico. Que el arte moderno no debe ignorar ni oponerse al progreso cientifico, sino asumirlo, estimularlo y resituarlo. El mundo va por ahí.