Francesc Bujosa :: Pàgina oficial :: Última Hora. 15/03/02

 

Llum + Llum

Para quedar iluminados


Casal Son Tugores. Alaró


Pocos fenómenos hay en la vida tan importantes como la luz, y ha costado no pocas cavilaciones a la humanidad entender su naturaleza y las leyes que rigen los sucesos con ella relacionados. Desde el siglo XVIII dos teorías han disputado la capacidad de dar una explicación coherente a los fenómenos lumínicos. Una, propuesta por Newton, fue que la luz se propagaba de forma corpuscular. Frente a la de Newton se enarboló la tesis la de Huygens que defendía que la luz se propagaba en forma de ondas. Las disputa duró mucho porque algunos hechos apoyaban la primera mientras que otros parecían demostrar la segunda. La solución la dio De Broglie que demostró que la luz es, a su vez, onda y partícula. Onda electromagnética cuando se considera su propagación por el espacio, y una partícula, o corpúsculo, cuando se considera el intercambio de energía. Es probablemente que sea una solución de compromiso, pero a los que entendemos poco de física la explicación nos deja un poco mareados y escépticos.


Hay muchas formas de producir luz pero una de la mejores es la que produce la electricidad. No, no se asusten ustedes: no les voy otro rollo sobre lo que es la electricidad ni siquiera de como cambió la vida humana este tipo de energía fácil de transportar. Tampoco les comentaré como la energía eléctrica puede convertirse en energía lumínica, para así llamarla. Me limitaré a recordarles que en Mallorca la electricidad entró con cierto retraso con respecto a la Península e, incluso, con Menorca, y que el primer pueblo que tuvo fábrica de electricidad fue Alaró. Fue inaugurada el 15 de Agosto de 1901 y se debió a los esfuerzos y al empuje de Gaspar y Josep Perelló. Este es el motivo por el cual el Ayuntamiento de Alaró ha organizado diversos actos conmemorativos y, entre ellos, la inauguración del casal de Son Tugores que será, a partir de ahora, dedicado a espacio público y cultural. Para la citada inauguración se pensó en una exposición de pintura y escultura que se abrió el 7 de Marzo. La exposición fue encargada a Gudi Moragues quien pudo conseguir que no se tratase únicamente de pintura de Alaró, sino de la pintura y escultura que ha iluminado el devenir artístico de nuestra isla en la segunda mitad del siglo XX. Por eso la exposición se titula “Llum +Llum”.


Ustedes ya saben que ninguna persona que asume la responsabilidad de hacer una antología se puede salvar de la critica. Si ha elegido a muchos artistas se le dirá que le ha faltado rigor, y si por contra, la selección ha sido rigurosa —toda selección en el fondo lo es— se le dirá que hay olvidos imperdonables. No hay escapatoria. Me supongo que Gudi tampoco se salvará de la quema y de los disgustos. Lo que será difícil será argumentar la poca calidad de lo expuesto. Porque calidad existe y mucha en el casal de Son Tugores. Si alguien quiere asegurar la “bondad” de una muestra tiene un recurso fácil: volver a exponer aquellos cuadros ya consensuados como buenos cuadros y vistos una y mil veces. Afortunadamente Gudi Moragues no ha caído en esta tentación y ha arriesgado. Ha presentado obras poco conocidas, algunas creo que es la primera vez que se exponen, pero que son obras de primera categoría y, además, muy representativas del estilo de cada autor. Obras que sin duda pueden iluminar y señalar caminos —dar luz— a quienes las observen con un poco de detenimiento. No tengo espacio suficiente para ni siquiera enumerar los nombres de los 42 artistas que han sido seleccionado. Vayan a verlos y dediquen ustedes una pausada mirada a Joan Miro, Miquel Barceló, Ramon Canet, Juanjo Costa, Juli Ramis. y verán como su espíritu realmente se ilumina. Mírenlo todo porque todo vale la pena, pero si algo seria imperdonable es que no prestaran atención a los “alarós”. Los “alaros” son unas piezas de metacrilato que Mompó pintó en los años que vivió en Alaró con la intención de suspender los colores en el aire. El mismo explicaba porque lo había hecho: “Des de sempre pint escenes a l’aire lliure. El fons blanc és l’espai i damunt, gent i coses. Fa un parell d’anys vaig trobar un suport transparent quu anul.lava el blanc pintat de la superficie i, veient-se tan sols els colors, les formes en l’aire quedaven alliberades de l’espai limitat”. Así —liberada de muchos prejuicios — queda nuestra alma cuando, como ahora, tiene la posibilidad de ver los “alarós” en Alaró.